Soy Kitchen; cocina auténtica, explosiva e impactante

Estrenamos Junio, nuestro mes favorito porque en breves cumpliremos años y porque ya casi casi llega el verano, con una de las novedades gastronómicas más destacadas de la capital. La reapertura de Soy Kitchen, una bomba de sabor y fusión que nos propone una gastronomía asiática de lujo de la mano del gran Jongping Zhang, también conocido como Julio.

Carácter, constancia, seriedad y un toque desenfadado hacen de Julio uno de los chefs más sorprendentes e intrigantes que he conocido. A veces divertido, a veces tan inmerso en su trabajo que ni te ve aunque te mire, pero siempre admirable en sus propuestas, sus combinaciones, su trabajo. Nosotros nos enamoramos de su cocina en Lamian hace algo menos de un año, y desde entonces ese pequeño rincón de la plaza de los Monteses ha sido protagonista de muchas recomendaciones que han terminado con sonrisas y buenas palabras.

“Una cocina auténtica, explosiva e impactante, con una apuesta decidida por el sabor”.

Julio gusta, Julio gusta muchísimo a los paladares atrevidos, a los que buscan sabores nuevos, a los que quieren sorprenderse en cada visita. Y ahora, con una cocina mejor adaptada y un espacio encantador con su barra en pleno Zurbano, Soy Kitchen se lanza a sorprender a los paladares más exigentes en el que es el sueño cumplido del prodigioso chef asiático.

Después de que el maestro coctelero nos ofreciera un cóctel, la mejor manera de comenzar la visita, nos acomodamos en la mesa situada frente a la ventana de la cocina y abrimos la mente para dejarnos llevar por los sabores de Soy Kitchen. ¿Nervios? Quizá unos pocos, la velada prometía y siempre es intrigante pensar en qué nos preparará Julio.

Comenzamos con los nigiris de vieira con leche de tigre y coco, crujiente de carbón y tobiko, pequeños bocaditos en los que encontramos todo un contraste de sabor y texturas; y con los salmonetes en base de boletus al carbón, dos platos que van ligados al pescado del día en el mercado, y que podemos encontrarlos con diferentes peces u otros productos del mar.

Seguimos con el espectáculo del tuétano en arroz con mar, que en esta ocasión lo prepararon con sardinas y berberechos. En la imagen podéis ver la combinación de ingredientes, especias, texturas y salsas. Un mundo de sabores que se unen entre sí para dar como resultado este manjar inimaginable que se prepara minuciosamente para coordinar cada temperatura, cada grado de cocción, cada pieza. Comerlo con tenedor o cuchara y poder combinar todos los matices es un verdadero placer.

Llega el dim sum relleno de cerdo con salsa de cabeza de gamba, otro de los platos más aclamados. Una empanadilla japonesa que se sirve templada, rellena de carne y coronada con sabor a mar. Le siguieron los calçots con base de cangrejo de caparazón blando, otra unión mar-tierra que mezcla además culturas y sabores para comer con la mano y disfrutar.

Por llamativo, sabroso y adictivo, el curry rojo de gamba de Huelva listada, con crujiente de patata morada, brotes de garbanzo y crujiente de pan al carbón fue uno de los platos que más nos gustó. Esta colorida elaboración nos llevó directos hasta nuestro viaje a Tailandia, recuerdos de una street food auténtica.

La presa ibérica es otro de los ejemplos de minuciosidad, pasión y constancia. El sabor de este productazo de nuestra tierra se combina con otros ingredientes que le aportan dulzura, textura, crujiente y frescura, presentada sobre una hoja seca de plátano. Un plato rico, bonito y carnívoro, opción que se agradece cuando la materia principal siempre suele venir del mar.

Como dulce final, una cheesecake líquida con sorpresa explosiva y el lingote de chocolate, con bizcocho de miel, crujiente de chocolate blanco, pimienta negra, nuez, canela, clavo y trufa. ¡Imposible resistirse! Y para rematar, además del maridaje que disfrutamos durante toda la cena, un vino dulce muy especial que solo podréis probar aquí. ¡No os olvidéis de preguntar por él!

Si os estáis preguntando cómo ir de visita a Soy Kitchen, la mejor manera es reservar y escoger entre sus opciones de menú. No, no existe carta como tal debido a la “ley” del mercado, que es la que aquí manda, y del mejor producto del día. El menú ejecutivo (35 euros) es lo más similar al menú del día, y se comprometen a servirlo en tiempo récord: 45 minutos. El Menú Soy (45 euros) consta de 7 pasos, y se le añade un plato más incluyendo bogavante, para darle forma al Menú Kitchen, el más valorado de todos.

También está la opción de quedarse de picoteo canalla y desenfadado en la barra, mientras es imposible resistirse a la carta líquida. Como bien describen ellos mismos, “coctelería que alimenta” donde degustar creaciones clásicas con toques de Asia, versiones renovadas y propuestas más arriesgadas, siempre de la mano de la cocina de Julio.

Dejaos llevar, dejaos aconsejar y abrid la mente para aprovechar cada uno de los matices, los sabores, los aromas… para valorar el trabajo de Julio y su equipo, tanto de cocina como de sala. Una experiencia única en una de las aperturas más sonadas del momento que, aprovechando que llega el verano, os llevará directos a las mejores cocinas de Asia. No esperéis lo que véis en redes. Aquí todo cambia, todo evoluciona. Siempre, todo sorprende. ¿Que si volveremos? Nosotros, seguro, muy pronto.

Si quieres descubrir más pistas asiáticas, síguenos en #demenúenmenúsevadeasiáticos!

  • Dirección: Zurbano 59. 28010 Madrid.
  • Teléfono: (+34) 91 319 25 51
  • Horario: 13.30h a 16.30h y 20.00h a 00.30h. Cerrado domingos noche.
  • Web: Soy Kitchen