W Amsterdam Hotel; una experiencia cosmopolita vibrante

Arrancamos el mes de Noviembre en De menú en menú con una experiencia única en el Hotel W Amsterdam con motivo de la inauguración de su edificio Bank, el segundo del hotel, después de la presentación el año pasado de su edificio Exchange, y con el que se da por terminado este dinámico proyecto del grupo W Hotels Worldwide en la capital holandesa.

W Amsterdam lleva el ambiente cosmopolita distintivo de Nueva York a los Países Bajos, poniendo de manifiesto la novedad y el futuro de la moda, el diseño y el entretenimiento. El hotel se divide en dos arraigados edificios situados a solo unos pasos de la Plaza Dam y el Palacio Real, que albergaban la central telefónica (Exchange) y el banco KAS, motivo por el cual existen infinidad de guiños a estas dos míticas construcciones, con detalles históricos y espacios que se han querido conservar.

Desde el primer momento nuestra visita fue emocionante. Descubrir cada rincón, cada detalle, sentir el culto a la modernidad y a la música, dos pilares fundamentales de la filosofía del W Amsterdam. Lujo, sensaciones, diversión y un ambiente chic y performance en el que todo vale para hacer de nuestro viaje a Ámsterdam una experiencia diferente a la que habíamos imaginado. Gastronomía, spa y cuidado del cuerpo, las mejores vistas de la capital, fiesta, diseño, arte, moda, fotografía… Todo tiene cabida en este nuevo hotel con un lema muy atractivo que invita a dejar volar la imaginación: What happens at W, stays at W.

W Amsterdam

238 son las habitaciones y suites que encontramos entre los dos edificios, todas ellas caracterizadas por la mezcla entre el diseño moderno y los detalles históricos, a los que hay que añadir una ligera influencia de los emblemas de Ámsterdam. Yo tuve la suerte de hospedarme en una habitación con vistas a los canales, con una ducha dentro de una antigua cabina telefónica, pero sus bañeras son también de ensueño, en las que perderse y disfrutar del tiempo, en silencio o con la última sesión de los Djs más demandados del momento. Una cama de lujo, amenities con personalidad y la posibilidad de vivir una experiencia diferente, en la que el minibar es una antigua caja fuerte que consigue que los huéspedes conecten con la rica historia del edificio.

Las “dos caras” del W Amsterdam ofrecen una fascinante mezcla de patrimonio y estilo contemporáneo, y se abren al público dando la oportunidad de adecuar la experiencia al gusto. Para los que deseen conectar con las novedades del panorama festivo de la ciudad, el edificio Exchange con su vibrante W Lounge y el WET Deck en la azotea es el lugar perfecto para ver y ser visto mientras se disfruta de un exclusivo cóctel. Si, por el contrario, se busca tranquilidad y una experiencia apartada del bullicio, la mejor opción es registrarse en el edificio BANK, donde sus sofisticadas habitaciones y el suntuoso AWAY Spa ofrecen un auténtico retiro de la ciudad.

W Amsterdam

Entramos en nuestra parte favorita, en la que comer y beber se convierten en rituales para todos los sentidos. W Amsterdam cuenta con diferentes opciones con una premisa común: la de ofrecer una cocina de autor, elaborada con ingredientes de máxima calidad y con la que sorprender en cada bocado. Recetas de antaño se funden con ideas más sorprendentes e innovadoras, siguiendo con su filosofía de mezclar tradición con modernidad, también en el ámbito gastronómico.

Empezamos por MR PORTER, situado en la última planta del Exchange, que se completa con el W Lounge, el simbólico bar de su azotea, con impresionantes vistas de 360º y una piscina para morir en ella. Aquí se pueden degustar las mejores carnes, que dan prestigio a este moderno steak house, donde entrantes y acompañamientos merecen atención. Originalidad, sabor y un producto cuidado que se respeta en sus brasas, que aportan ese sabor tan característico a los diferentes cortes y piezas de la carne.

Por su parte, el edificio del BANK, situado en la acera de enfrente, alberga THE DUCHESS, un elegante y estiloso restaurante inspirado por la Époque, y el concepto comercial de X BANK. Elegante, sofisticado y con una deslumbrante puesta en escena, este rincón contemporáneo fusiona la elegancia de la hostelería tradicional con la grandiosidad vienesa, en la que la sección dulce está a la altura de sus mejores platos.

THE DUCHESS, W Amsterdam

THE DUCHESS, W Amsterdam

En cuanto a su oferta de bienestar y culto al cuerpo, AWAY Spa, situado en la planta baja del BANK, es todo un retiro urbano dedicado a la relajación y al disfrute. Para huéspedes del hotel y el público local que busque una experiencia revitalizante, esta meca para los sentidos cuenta con innovadores tratamientos a medida, siete salas de tratamiento, una sauna, una sala de vapor, un área húmeda con un baño japonés y una piscina pequeña y una zona de relajación. Sus paredes negras con detalles dorados son un fondo exclusivo para las prestigiosas terapias de la casa, que se realizan con los cosméticos Gemology, que utilizan polvo de diamante como tratamiento de antienvejecimiento.

Terminamos con el complemento de arte, moda y diseño que ofrece W Amsterdam en sus galerías, una distinguida plataforma dedicada al trabajo de artistas y diseñadores holandeses que les sirve para exhibir y dar a conocer sus piezas más preciadas de arte, moda y fotografía, en ediciones limitadas así como en colecciones exclusivas para el propio hotel. Sin duda, una razón más para sentirse privilegiado entre estos grandiosos edificios con tanto que mostrarnos y contarnos, que prometen seguir ofreciendo muchas más experiencias nuevas que continuarán formando parte de la historia de la capital holandesa. Entrad y disfrutad, porque… What happens at W, stays at W.

W Amsterdam

¡Sigue mis viajes en #demenúenmenúsevadeescapada!

Más información sobre W Amsterdam Hotel en W Hotels Worldwide: www.starwoodhotels.com/whotels/