The Siam Hotel; un oasis en Bangkok

Comenzamos una nueva temporada en De menú en menú con una de las publicaciones más especiales que hemos escrito: nuestra estancia en The Siam Hotel de Bangkok, la última parada de un viaje increíble por tierras tailandesas, y donde hemos encontrado un auténtico oasis en la caótica pero inigualable capital de Tailandia.

The Siam Hotel pertenece a la colección Legend del grupo Preferred Hotels & Resorts, una selección de hoteles premiados y reconocidos a nivel mundial que presentan un carácter exclusivo y refinado. Todos ellos incluyen guiños culturales y cosmopolitas, algunos con toques modernos, otros con más historia y herencias que merece la pena conocer. Elegantes, distinguidos, mágicos… su experiencia en ellos es siempre inolvidable.

Así fue nuestra visita a The Siam Hotel, donde pudimos disfrutar del amplio y variado abanico de posibilidades que allí ofrecen mientras descansábamos de la bulliciosa Bangkok en una de sus magníficas habitaciones. Todo el hotel cuenta con suites o villas, por lo que alojarse aquí es siempre una experiencia de lujo. Los detalles en cada rincón, el cuidado en la decoración, la intimidad que se respira, el ambiente calmado y discreto, y la atención recibida en todo momento, es la mejor descripción que puedo hacer.

The Siam Hotel Bangkok

Nuestra habitación era de película. Una amplia estancia distribuida en tres espacios diferenciados, lobby, dormitorio y baño, con una bañera con vistas a la que era imposible resistirse. Cualquier detalle que os podáis imaginar es poco: fruta y aperitivos tailandeses de bienvenida; una comodísima y enorme cama con sábanas y almohadas para dormir 24 horas seguidas; las miles de opciones de iluminación, así como de selección de temperatura y música; los amenities más increíbles que he probado, con un perfume cautivador que te hacía trasladarte a un auténtico spa; y nuestro querido Gub, la persona que se encargó de hacer nuestra estancia, si aún cabe, más maravillosa e intuitiva.

The Siam Hotel se sigue diferenciando de los demás gracias a su gastronomía, su oferta de tratamientos en el Opium Spa, su servicio privado de barco y su espacio fitness. Además, cuenta con una agenda de experiencias para los huéspedes donde aprender a cocinar auténticos platos tradicionales asiáticos u observar el atardecer de Bangkok sobre el río Chao Phraya, es posible, así como disfrutar de la noche tailandesa, recorrer la grandiosa ciudad en bicicleta o apuntarse a las excursiones que nos adentrarán en la cultura del país, como la visita a los mercados flotantes de Tha Kha o Amphawa, o una auténtica jornada espiritual.

The Siam Hotel Bangkok

En cuanto a su oferta sobre la mesa, la variedad y calidad de sus cartas en los diferentes espacios es impresionante, y nos lleva al corazón de la gastronomía tailandesa, una de las más sabrosas del mundo. Como principal está Chon Thai Restaurant, que hace referencia a chon, que significa cuchara en tailandés. Con ella identifican el servicio y su trabajo de compartir la cocina casera y los sabores asiáticos en un escenario en el que tres viejas casas de madera son las protagonistas. A todo ello se le suman unas encantadoras vistas al río Chao Phraya y sus espectaculares puestas de sol, perfectas para terminar una velada de ensueño.

En las estancias interiores encontramos Deco Bar & Bistro, con una oferta internacional más informal y ligera, en el que podemos deleitarnos con una decoración en blanco y negro con elegantes mesas y un precioso rincón-bar. Además de sus dos pisos, alberga un deslumbrante despliegue de instrumentos de metal que nos adentra en un exquisito ambiente de jazz. Desayunos, comidas y meriendas ligeras, aperitivos, cafés y cócteles se dan cita en sus rincones. Cuentan además con una cuidadosa carta de vinos, el broche de oro para una cita casual-chic que evoca el ambiente animado de una época pasada.

The Siam Hotel Bangkok

Continuamos en el Bathers Bar de su preciosa infinity pool, una barra que ofrece a los bañistas refrescantes aperitivos, un picoteo ligero y toda clase de bebidas que hacen del tiempo en la piscina un momento relajante y completo. ¿La mejor opción? Olvidarse del mundo mirando al río mientras disfrutamos de un delicioso combinado de frutas en una de sus tumbonas.

Café Cha es la pastelería propia de The Siam Hotel, donde el café de la mañana se acompaña de panadería y bollería casera, y que se abre al público para ofrecer deliciosos cruasanes, macarons, muffins, sándwiches, panes recién horneados o la clásica “hora del té”, acompañada de champagne. Todo ello en el vestíbulo del hotel, un espacio ideal para las reuniones más especiales.

Y aún hay más. Para una cena privada, los huéspedes gozan de varias opciones. En el muelle propio del hotel, un lugar perfecto para disfrutar de una velada a medida, lejos del resto del mundo y sobre las interesantes aguas del Chao Phraya; o el encantador espacio dedicado a la escuela de cocina, que por la noche se convierte en una lujosa “mesa del chef”, que se encuentra a disposición de los comensales para ir creando en directo un delicioso menú a medida, en el que la tradición tailandesa se comparte con una copa de champagne junto al río.

The Siam Hotel Bangkok

La oferta de fitness y bienestar de The Siam Hotel invita a quedarse a vivir aquí. Cuenta con un gimnasio totalmente equipado con grandes espejos y decorado con un gusto exquisito en el que está muy presente la historia de los deportes más practicados en Asia. Además del equipamiento más intuitivo, cuenta con sacos de boxeo, un auténtico ring de muay thai y espacios dedicados al yoga, la meditación o el tai chi. Ofrecen sesiones diarias, talleres especializados o clases privadas adaptadas a las necesidades de cada cliente, con entrenadores personales y toda la atención necesaria para hacernos sentir como en casa mientras mejoramos nuestra condición física y nos cuidamos.

La mente y el espíritu también tienen su espacio de cuidados y mimos en las sesiones reservadas al wellness. The Siam Hotel ofrece el ambiente perfecto para la salud, centrándose en las clases de yoga, ayurveda, meditación, reiki y marma massage. Las clases están disponibles para todos los niveles, con resultados sorprendentes y excitantes que renuevan el sentido de la espiritualidad, ayudan a mejorar nuestro estado físico natural, e inculcan nuevas habilidades para continuar este viaje de relajación mental en casa.

The Siam Hotel Bangkok

Para completar la oferta fitness, nos perdemos entre los jardines de The Siam Hotel y descubrimos su preciosa piscina, una infinity pool que invita a refrescarse después de un día de turismo o compras por la gran ciudad, mientras observamos el movimiento del Chao Phraya, también conocido como “Río de los Reyes”.

El barco privado del que disponen en el hotel pone el broche de oro a la experiencia. Una clásica barquita de madera recorre las aguas en exclusiva para los huéspedes, mejorando enormemente la forma de moverse por la bulliciosa Bangkok gracias a las paradas personalizadas. Este servicio está a disposición de los clientes alojados en The Siam Hotel durante todo el día, ofreciendo así un transporte rápido, relajado y con los mejores atardeceres de la ciudad.

Despedirse aquí es complicado, ya que os hablaría de los miles de rincones y las experiencias que pueden vivirse en este pequeño oasis de Tailandia, donde la atención es exquisita y tiene como objetivo principal crear una experiencia de lujo que abraza a cada individuo con sinceridad, integridad y pasión por el servicio. Biblioteca, sala de cine privada, bellos y frescos rincones tanto en su interior como en su exterior… Una delicada galería de arte y antigüedades, y su majestuosa fachada. Sin lugar a dudas, The Siam Hotel del grupo Preferred Hotels & Resorts se corona como el complejo urbano número uno de Bangkok, proporcionando un servicio sincero e intuitivo a sus clientes, mientras consigue crear una experiencia imposible de olvidar.

The Siam Hotel Bangkok

¡Sigue mis viajes en #demenúenmenúsevadeescapada!

Más información sobre The Siam Bangkok en Preferred Hotels & Resorts: www.preferredhotels.com